Endodoncia

Acaba con el dolor


La endodoncia es el nombre que recibe el tratamiento de los conductos radiculares del diente, lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”. A pesar del nombre popular, esta técnica va mucho más allá de la inactivación del nervio ya que se encarga de extirpar parcial o totalmente la pulpa dental para posteriormente rellenar el espacio dental, devolviendo la funcionalidad a la pieza y acabando con el dolor.

Por lo general, el tratamiento de conductos se realiza cuando una caries dental profunda alcanza la cavidad pulpar aunque también se recurre a ella para tratar piezas fracturadas.


Diente infectado.

Apertura en diente.

Retirada del tejido infectado y limpieza.


Rellenado de canales con material endodóntico.

Rellenado de la corona con material resistente.

Fijado o modelado de la corona.


Imagen Cabecera: WikiHow